DESTACADOLocales

“La piel no se curte del sol, por el contrario, el daño es acumulable”

0

En nuestro micro de salud, el Dr. Bernardo Biella, nos explica cómo cuidarnos de los golpes de calor,  “Lo ideal es evitar el sol entre las 11 y las 15 horas, usar sombreros o gorras, anteojos de sol oscuros y ropa mangas largas del color más claro posible si vamos a estar expuestos al sol mucho tiempo. En el caso de ir a la pileta hay que usar protectores solares, en pieles claras arriba de factor 30 y en pieles más oscuras de factor 15 para arriba. Hay que recordar que el protector solar dura máximo dos horas y hay que renovarlo también si entramos a la pileta”.

El médico también explicó que en el caso de los bebés, desde que nacen hasta los 6 meses, su piel no tiene la capacidad de generar melanina y eso ayuda a la formación del cáncer de piel en la adultez, por lo que es muy importante usar bloqueadores solares factor 80, 90 o 100 y exponerlos al sol lo menos posible.

“Cuando la piel se pone roja ocurre una quemadura de primer grado y cuando salen ampollas ya es una quemadura de segundo grado. En ambos casos tengo que humectar bien la piel con cremas corporales, post solares o aloe vera e hidratar la piel tomando más de dos litros de agua”, sostuvo.

Por otro lado, también contó que en los 90 no se veía tanto cáncer de piel como se ve ahora y eso tiene que ver con el agujero en la capa de ozono. Por esto, es tan importante la prevención usando protectores solares.

“La piel no se curte del sol, por el contrario, el daño es acumulable y va activando con el correr del tiempo el oncogén que es el gen que puede producir cáncer de distintas índoles, en este caso de piel. El sol hace que la piel envejezca antes, se arrugue antes, aparezcan manchas de piel y lesiones precancerosas. Las lesiones frecuentes en la piel ocurren en las zonas de gran exposición como la frente o la espalda alta”, indicó el profesional.

Finalmente, dijo que hay que prestar atención con la aparición de lunares que tengan más de 5 milímetros, que sus bordes sean irregulares, que vayan cambiando de color con el tiempo, que piquen o que se lastimen. En estos casos debo concurrir lo antes posible a un médico dermatólogo.

Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

You may also like